¿Qué pasa con los Bienes Inmuebles, en un Divorcio?

Una separación, además de lo emocional, conlleva diversas complicaciones en cuestión de trámites l

egales; sobre todo cuando la unión matrimonial fue por medio de bienes mancomunados, o bien, se encuentran pagando una deuda que fue solicitada a nombre de ambos, como un crédito hipotecario mancomunado.






Qué hacer si estoy en alguno de los siguientes casos:

  • Matrimonio por bienes mancomunados

  • Matrimonio por bienes separados

  • Crédito mancomunado del Infonavit

  • Crédito mancomunado del Fovissste

  • Crédito mancomunado bancario

Matrimonio por bienes mancomunados

El régimen bajo el que se contrae matrimonio es lo que determina en gran medida lo que pasará con el crédito hipotecario. Uno de los regímenes que existen es el de bienes mancomunados o sociedad conyugal, en el cual, cualquier bien o deuda que adquieras durante el matrimonio pertenece también a tu cónyuge, haya firmado o no, y viceversa.

Cuando se adquiere un crédito hipotecario y está casado bajo este régimen, el crédito se sigue descontando vía nómina al acreditado, a menos de que lleguen a un acuerdo. Pueden vender la casa y dividirse las ganancias o decidir si se queda uno con la casa y la sigue pagando. Todo acuerdo debe ser ante un notario o mediante un juicio (el de divorcio).


Matrimonio por bienes separados

El otro tipo de matrimonio se encuentra bajo el régimen de “separación de bienes”, esto significa que lo que adquieras antes o durante el matrimonio a tu nombre es solamente tuyo. Tu cónyuge solo tendría derecho sobre ellos si los recibe en herencia tras tu fallecimiento.

Si te casaste bajo este régimen, el crédito hipotecario le pertenece a la persona que está como acreditada en el contrato, a menos que el cónyuge participe en el crédito, esto es lo que sucede cuando se tramitan hipotecas mancomunadas. De ser así, tendrían que llegar a algún acuerdo legal para saldar la deuda restante.


Crédito mancomunado del Infonavit

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) es un organismo que se encarga de facilitar la entrega de créditos hipotecarios para los trabajadores que se encuentran laborando de manera formal y con las prestaciones correspondientes de la ley, entre ellas, la afiliación al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Este organismo brinda diversos tipos de créditos, entre ellos, el crédito mancomunado o conyugal, dirigido a dos trabajadores que contraen matrimonio. Si este es tu caso, podrías preguntarte, ¿Qué pasa con mi casa de Infonavit si me divorcio?

La respuesta es que, mientras se encuentren pagando la deuda hipotecaria, las personas que se encuentren involucradas se consideran como dueños del inmueble, ya que el contrato se encuentra bajo un título de copropiedad.

Por este motivo, ambas partes se verán obligadas a seguir pagando mes con mes la deuda hipotecaria hasta la fecha que se establezca dentro de su contrato.

Una alternativa es que, una vez liquidada su deuda, decidan venderla y se quede cada quien con el 50% del valor final al ser comprada.


Crédito mancomunado del Fovissste

El Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste) también es un organismo que se encarga de brindar créditos hipotecarios a los trabajadores del estado dados de alta en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste).

Al igual que el Infonavit, el Fovissste brinda diversos tipos de créditos hipotecarios, por ejemplo, el conyugal. Si decides divorciarte y tienes un crédito hipotecario conyugal con el Fovissste, en caso de que tú o tu pareja dejen de pagar su parte, una instancia judicial intervendrá para cambiar las obligaciones y derechos del inmueble.


Crédito mancomunado bancario

Con lo que respecta a los créditos hipotecarios solicitados directamente con una institución bancaria, es una situación parecida a la del Fovissste en caso del incumplimiento. Sin embargo, si se comprueba que uno de los cónyuges tiene la capacidad económica necesaria para financiar el crédito hipotecario de manera individual, puede delegar a la otra persona la deuda.


Consideraciones si te vas a divorciar

Tienes que estar muy consciente de lo importante que es esta decisión, sobre todo al momento de la separación de bienes pues, además de establecer quién se queda con la propiedad y quién va a pagar por ella, también deben determinar qué va a ocurrir con todo lo que se encuentra dentro de la vivienda.

Asegúrate de que todos los acuerdos se lleven a cabo frente a un notario público o por medio de un juicio, pues existen casos en donde alguno de los cónyuges sigue pagando el crédito hipotecario, pero sin saber que el exesposo(a) sigue teniendo derechos sobre la propiedad.


¿Quién se queda con la casa?

En muchas ocasiones puede ser complicado decidir quién se quedará no solo con la deuda, sino también con la casa misma. Te recomendamos que te des tu tiempo para tomar esta decisión. Busca la asesoría de un experto y plantéate todos los escenarios posibles.

Bajo ninguna circunstancia actúes como venganza, pero tampoco cedas todo por no causar problemas. La repartición de bienes, si ya han decidido hacerlo, debe ser un proceso justo y bien pensado.

En caso de que haya hijos, el cónyuge que se quede con ellos, que en la mayoría de los casos es la madre, será quien permanecerá en la vivienda. Si ambos cónyuges se harán cargo de al menos un hijo, el juez deberá analizar el caso.

Estos procesos normalmente son difíciles, te recomendamos que te informes lo mejor posible sobre los trámites y las decisiones que debas tomar. Acércate a un abogado experto en este tipo de situaciones y asegúrate de que todos los acuerdos se plasman en un convenio aprobado por un juez.


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo