top of page
  • Foto del escritorPropiedades Online

Puntos clave para invertir en un terreno comercial


¿Qué es un terreno comercial?

Los terrenos comerciales son extensiones de terreno ubicados en zonas estratégicas, con desarrollo económico constante que asegure una inversión conveniente para la apertura de negocios.


Los terrenos comerciales tienen como base el tipo de uso específico para este fin. Sin importar el giro comercial que se tenga en mente, existen ciertas características que debe cumplir un terreno de este tipo para poder construir un negocio.


Lo principal que se analiza al momento de elegir uno es que realmente cuente con posibilidades de crecimiento, y se posicione de manera sólida dentro del área comercial de la zona.


Las zonas comerciales tienen su origen en la necesidad de generar empleos e impulsar el comercio. El ejemplo más común de una zona comercial son las pequeñas plazas que reúnen distintos tipos de negocios, desde restaurantes hasta lavanderías, papelerías y tiendas de conveniencia.

Los beneficios de adquirir un terreno en zona comercial son variados, y representan una oportunidad segura tanto para empresarios como inversionistas para iniciar un negocio.


Puntos clave para invertir en un terreno comercial

Invertir en bienes raíces es una de las mejores opciones que existen para utilizar tus ahorros para el retiro y obtener ganancias de forma segura.


Como mencionamos, para realizar este tipo de inversiones es necesario contar con los conocimientos suficientes, o contratar asesoría profesional.


Entre los puntos principales se encuentran:

  1. Ubicación estratégica. Uno de los factores que más influyen en el comportamiento de un negocio es, precisamente, el lugar donde se sitúa. Al hablar de una ubicación estratégica hacemos referencia a una serie de aspectos que —al conjugarse— resultan idóneos para emprender un negocio:

  2. Cercanía a zonas habitacionales. Los terrenos comerciales cercanos a fraccionamientos son una excelente oportunidad de inversión para negocios que ofrecen productos o servicios, que cubren las necesidades de los residentes y facilitan su día a día como papelerías, tintorerías, tiendas o lavanderías.

  3. Fácil acceso. El terreno debe contar con avenidas principales cercanas, vías de acceso habilitadas y rutas de transportes que faciliten la llegada del cliente.

  4. Cercanía a una zona activa. Los lugares frecuentados como escuelas, gimnasios o centros comerciales, incrementarán el flujo de clientes.

  5. Cercanía a proveedores. Sin ser un factor determinante, es importante considerarlo al momento de invertir en un terreno comercial, ya que implica un ahorro de tiempo y dinero a largo plazo.

Contar con una excelente ubicación es el primer paso para garantizar el éxito de cualquier negocio.


Para que una inversión inmobiliaria sea exitosa, indudablemente requiere obtener ganancias sobre el capital invertido, es decir, contar con retorno de inversión inmobiliaria.




Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page